Actividad 5 Primeros Minutos (5PM): la flor de las colocaciones
213
post-template-default,single,single-post,postid-213,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,woocommerce-no-js,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Actividad 5 Primeros Minutos (5PM): la flor de las colocaciones

¡Comparte para ayudar a otros profes!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

– Ejercicio simple y versátil para el alumno que llega tarde

– Materiales necesarios: tiza y pizarra

|

Las palabras no son criaturas solitarias, más bien lo contrario: los hablantes las crían y ellas se juntan. Al igual que tú te llevas fenomenal con Paquita pero pasas olímpicamente del vecino del 3ºA, las palabras también tienen sus gustos y preferencias. Y es que cuando decimos “dar un paseo” no nos percatamos de que los paseos se dan pero no se hacen, se otorgan, se andan ni se fabrican, ¡no! Los paseos SE DAN. Todo esto se queda en las entretelas del lenguaje. Nuestra maquinaria se activa sola y para cuando nos damos cuenta, ¡clic!: las asociaciones ya están hechas. Que somos más guais de lo que creemos, vaya. Haz la prueba:

pronunciarTu mente elige unas palabras y descarta otras, ¿verdad? Es un superpoder que nos dieron nuestros fabricantes. Nuestros alumnos lo tienen, claro, pero en su lengua: para conseguir esta habilidad en español necesitan entrenarse.

Repaso exprés: las colocaciones son combinaciones de palabras (sustantivo + adjetivo, verbo + sustantivo, etc.) que preferimos en lugar de otras. La imprevisibilidad de su naturaleza no conlleva que sean -digámoslo así- opacas: podemos identificar perfectamente qué parte del significado aporta cada uno de los componentes (en el conjunto “dar un paseo” sabemos qué aporta dar y qué aporta paseo), al contrario de lo que ocurre con las expresiones idiomáticas (¿qué leches aporta lorito en “cágate, lorito”?).

La actividad que ocupa esta entrada ha sido concebida para trabajar las COLOCACIONES. La idea está inspirada en la estupendísima flor mnemotécnica de Laura Caldas. Estos son algunos de sus puntos fuertes:

  • no necesitamos ningún material (solo tiza/rotu y pizarra);
  • podemos adaptarla a prácticamente cualquier nivel;
  • nos robará 5 cochinos minutos.

¿En qué consiste? La actividad comienza cuando un pobre incauto cruza el umbral de la puerta con retraso. “Eh, eh, eh, quieto parao“. Con la tiza en ristre, nos dirigimos a la pizarra y:margaritablog

– Mi experiencia –

Solo he tenido ocasión de llevar la actividad al aula con niveles altos (C1) y dio muy buen resultado. Trabajamos colocaciones complejas del tipo “pegar un resfriado”, “cortar una relación”, “poner pegas”, etc., y, de paso, nos enzarzamos en una interminable lucha contra la impuntualidad 😉. 

 

¿Qué te parece la actividad? ¿Se te ocurren otras formas de explotarla? ¡Tu opinión es más que bienvenida, déjala en los comentarios! 🙂

 

 

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Etiquetas:
,
Ningún comentario

Deja un comentario