Juego de alimentos y recetas: Vecina, ¿tienes sal?
139
post-template-default,single,single-post,postid-139,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,woocommerce-no-js,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Juego de alimentos y recetas: Vecina, ¿tienes sal?

¡Comparte para ayudar a otros profes!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Quién no se ha visto alguna vez con la despensa vacía y el supermercado cerrado? ¿A quién no le ha tocado la puerta algún vecino pidiendo un poco de sal? Si bien es una costumbre traída desde antiguo y que, quizás, no se destila tanto estos días (por la amplia oferta de establecimientos 24/7 y la tendencia a la “desconexión del otro” que estamos sufriendo) es algo que está, que ocurre. La prueba: tiene presencia en las redes (ergo existe).

sal vecina

Ahora bien, es un fenómeno cultural que no se da en todas las tradiciones. Y por eso creo que vale la pena llevarlo al aula, especialmente si nuestros alumnos residen en un país hispanohablante donde se pueden dar de bruces con esta situación.

Lo más típico es pedir sal o azúcar, sí, pero también se pueden mendigar pequeñas cantidades de otros alimentos como cebollas, ajos, etc. El juego ¡No hay nada en la nevera! (aka Vecina, ¿tienes sal?) es una hipérbole de esta realidad. Resumen: eres una persona con mucha jeta, tu nevera está vacía y no quieres bajar al súper, así que decides ir puerta por puerta recopilando TODOS los ingredientes que te faltan para la receta que quieres preparar.

El juego está pensado para 5 jugadores (ampliable si se juega con dos tableros o por equipos) de nivel B1 e incluye:

tablero;

80 fichas de ingredientes;

15 cartas de recetas;

instrucciones.

También necesitarás: 5 fichas de colores.

Importantísimo: los alumnos no pueden abandonar el aula sin entender que el juego es una exageración. Que no se líen. No vayan a pedir vecino a la sal 😉

¡Pruébalo! Y si, además, me dejas tu opinión en los comentarios, ¡¡me matas de ilusión!!

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Etiquetas:
, ,
Ningún comentario

Deja un comentario